Sin embargo, a raíz de la Ley de Costas de 1988 hubo un ...
Descripción: Sin embargo, a raíz de la Ley de Costas de 1988 hubo un nuevo cambio en las competencias administrativas sobre la duna, pasando de depender del ICONA a la Demarcación de Costas. Los nuevos responsables decidieron no continuar los trabajos de fijación que se estaban realizando en la duna desde hacía más de 50 años, abandonando el mantenimiento de la vallada y dejando a la arena ir de por libre de nuevo, desperdiciando el trabajo de comprobada eficacia que se había realizado. Esta decisión, que tanta repercusión había de tener, nunca fue razonada ni argumentada públicamente y todavía hoy los vecinos nos preguntamos qué motivos tuvo Costas para desperdiciar el excelente trabajo de sus antecesores cuando faltaba tan poco para la culminación del proceso de fijación de la duna. Razones presupuestarias no serían pues, como veremos mas adelante, desde entonces se han gastado ingentes cantidades de dinero en actuaciones aisladas que no consiguieron su propósito de frenar el avance de la duna. Foto tomada en 1999 desde un ultraligero, en esa época los drones eran el sueño húmedo de los fotógrafos. © Mario Arias